Pese a que la respuesta a esta pregunta parece una obviedad, todavía hay muchas personas e incluso empresas que se la plantean constantemente.

El mantenimiento es uno de los ejes fundamentales de cualquier empresa, per muy especialmente en el sector industrial. Un buen mantenimiento preventivo de la maquinaria permite que se sostenga el ritmo de producción producción, reduce los accidentes aumentando la seguridad de los equipos y, a la larga, reduce los costes en mantenimiento evitando fallos y averías.

 Sigue leyendo para que conozcas el concepto de mantenimiento industrial, objetivos, origen, tipos y beneficios.

¿Qué es el mantenimiento industrial?

En resumen, el mantenimiento industrial, es el conjunto de medidas técnicas que sirven para realizar el mantenimiento o reparación  de equipos y maquinarias, y puede ser planificado o no planificado.

Con el mantenimiento se establecen los requerimientos de recursos humanos, materiales, financieros y organizativos para alcanzar las metas. 

Su importancia se consolidó en 1930 cuando Henry Ford abrió en su empresa un área reservada a la reparación de equipos.

El padre de la cadena de producción moderna invirtió en la optimización del departamento de mantenimiento. Para ello contrató a expertos en prevención y detección de fallos y averías.

El objetivo era garantizar el proceso de producción, evitando la pérdida de materia prima y la paralización de la actividad. Allí nació el concepto del mantenimiento industrial como el monitorización constante de las instalaciones y componentes, además de la reparación e inspección del funcionamiento y buen estado de un sistema.

Tipos de mantenimiento industrial

Existen básicamente 5 tipos de mantenimiento, y el o los mas adecuados para tu actividad industrial dependerán mucho del equipo y las instalaciones con las que cuente tu empresa.

Es importante aclarar que  no es necesario escoger solo un mantenimiento  para tu maquinaria. Un plan de mantenimiento adecuado, debería constar de varias  modalidades, en función del tipo de maquinaria, el producto o servicio que realicen, la intensidad del uso, etc.

Mantenimiento correctivo

Se trata de un tipo de mantenimiento «reactivo» es decir, se aplica cuando surge un problema y como su nombre lo indica consiste en corregir los errores que aparecen en el equipo debido al uso y desgaste.

Normalmente no suele ser planificado, salvo que el problema que se presente no sea muy importante y el equipo pueda seguir funcionando, en cuyo caso se puede incluir su reparación en un momento posterior, incluyendo la incidencia en el plan de mantenimiento industrial de la compañía.

Mantenimiento preventivo

Este ipo de mantenimiento, consiste en realizar una serie de revisiones, y tareas de forma sistemáticamente a pesar que el equipo no presente problemas o errores producto del desgaste o su uso habitual, con el fin precisamente de evitar futuras averías más serias que eviten el normal funcionamiento del equipo y tener que poner en marcha un mantenimiento correctivo.

Mantenimiento predictivo

Requiere de un oportuno plan de mantenimiento industrial. Consiste en analizar constantemente los equipos para determinar si hay alteración de las variables de las maquinarias.

Para su aplicación, es preciso llevar a cabo mediciones de los equipos como nivel de temperatura, consumo de energía, vibración entre otros aspectos.

Al conocer los rangos normales se puede detallar con mayor  precisión  algún tipo de alteración que cause problemas y predecir posibles fallos en el futuro.

Es uno de los tipos de mantenimiento industrial avanzado ya que requiere del empleo y conocimiento de varias herramientas como la informática, análisis de resultados, matemática, química y cálculo.

Mantenimiento cero horas

Sirve para extender y garantizar la vida útil de los  dispositivos. Consiste en aplicar una serie de procedimientos que dejan  la máquina «a cero» es decir, como si fuera nueva, eliminando o sustituyendo todos los elementos que puedan haber sufrido algún tipo de desgaste por el uso.

Puede realizarse  cuando el equipo baja su rendimiento o cuando todavía funciona sin ningún tipo de inconveniente.

Mantenimiento en uso

Es el tipo de mantenimiento más básico y de  muy baja intervención, por lo general lo ejecuta los operarios del equipo  o personal no especializado.

Se hace con sencillas tareas de prevención, como  limpieza o reporte de defectos visibles que deben ser atendidos por  alguien con más experiencia.

Objetivos del mantenimiento industrial

Aunque ne líneas generales, el mantenimiento industrial tiene como objetivo mantener en funcionamiento de forma estable y reducir el número de incidencias, accidentes y averías, hay otros objetivos y beneficios aparejados con un correcto mantenimiento de los equipos. Aquí te listamos algunos de ellos:

  • Disminuir las incidencias que puedan ocasionar la paralización  inesperada de los equipos de producción.
  • Mantener la capacidad de producción de la maquinaria.
  • Aumentar la productividad del trabajo.
  • Permitir que la maquinaria trabaje sin detenerse, es decir, con la mayor eficiencia y menor desgaste y, de esta manera prolongar su vida útil.
  • Asegurar el funcionamiento de los equipos de producción con un mínimo coste.
  • Evitar los accidentes laborales por el manejo de los equipos.

Mantenimiento industrial ¿coste o inversión?

Las empresas más innovadoras adquieren equipos  para la monitorización de las maquinarias, lo que les permite realizar un mantenimiento predictivo, realizando una inversión inicial con el objetivo de reducir costes futuros, ya sea en forma de costosas reparaciones o de pérdidas de producción.

En estos casos, la alta dirección realiza una inversión en la compra de los equipos, pasando estos a formar parte de los activos de la empresa.

Sin duda, la aplicación de estrategias dirigidas a la implementación de mantenimientos preventivos y predictivos incide positivamente en los tiempos de operaciones.

En este sentido, según las estadísticas, existe un rango aceptable de desembolso por este concepto  que se ubica en 25 %  y 35 %. Fuera de estos límites se considera gastos descontrolados por aumento de fallas producto  de la falta de mantenimiento en uso hasta el predictivo.

En este sentido, es importante determinar es cuál es el límite que puede tolerar una empresa para que considere que existe un gasto excesivo que pone suponer un riesgo en los márgenes de beneficio de la empresa.

Si se aplica una correcta política de mantenimiento, los costes por este concepto deberían ser cada vez menores

Para ello es preciso que la empresa incluya como política que si los equipos son nuevos, también requieran atención que asegure su funcionamiento.

Al momento que los responsables financieros observan que la  aplicación de los planes de mantenimiento se transforman en ahorro,  no dudan en invertir.

Nuestra recomendación desde Proteval es que hay que elaborar una planificación y un seguimiento de la estrategia que redunde en una mayor eficiencia de la inversión en mantenimiento y por lo tanto en el beneficio de toda la empresa.

El valor del mantenimiento predictivo y preventivo bajan  los elevados costes de mantenimientos correctivos o peor, la paralización de la producción.

Hay que diferenciar entre un gasto y un coste, este último se refleja en una inversión a corto o largo plazo.

En este caso, el departamento encargado del mantenimiento industrial debe tener claro el plan de inversión del capital y del retorno de la inversión o ROI.

Lo anterior se traduce de la siguiente manera:

Si la empresa está laborando con 40 % de eficiencia y considera que puede aumentar 10 puntos para llevarla al 50 % con mayor inversión en mantenimiento ¡Hágalo!

Se reflejará en el incremento del 25 % de la capacidad  y por lo tanto la justificación financiera está clara. En conclusión,  el mantenimiento es una inversión y no un gasto.

Conclusión

  • El mantenimiento industrial es la acción que se realiza periódicamente para garantizar el rendimiento de las maquinarias e instalaciones.
  • Un mantenimiento deficiente puede tener un importante impacto en la producción.
  • El mantenimiento es el corazón de la industria y por lo tanto debe ser tratada como una prioridad.
  • Las empresas que implementen sistemas de mantenimiento tienen una gran ventaja competitiva.
  • Es fundamental contratar los servicios de profesionales de mantenimiento industrial para realizar esta labor.
  • Para reducir los coses de operaciones e incrementar el retorno de inversión es  necesario  garantizar el funcionamiento de los equipos.
  • La acción predictiva y correctiva es esencial para cualquier industria  porque  minimiza  gastos y aumenta la rentabilidad del negocio.

Teniendo todo esto en cuenta, el mantenimiento puede y debe ser considerado una inversión y no un gasto.

Menú
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más informaciónPersonalizar Cookies   
Privacidad