Corte por Chorro de Agua [Funcionamiento]

Como ya dijimos en un post anterior, el equipo para realizar el Corte por Chorro de Agua, estaría compuesto principalmente por dos estancias clave, la Oficina Técnica y otra donde se ubicaría el Taller o centro logístico.

“Ahora la intencionalidad es explicar el funcionamiento de esta revolucionaria máquina, que desde Proteval en Aldaya (Valencia), recomendamos al ser una herramienta muy versátil y cuya aplicación es extensible a prácticamente todos los trabajos industriales.” 

Proceso de Funcionamiento

La Primera fase del proceso es ejecutado en el momento en que el pedido llega a la oficina técnica, aquí se diseña la pieza en el ordenador configurado expresamente para ello, asignando las medidas del objeto, su espesor y el tipo de material a cortar. 

Una vez diseñada la pieza a mecanizar, se le añade una referencia, y ésta se vincula con el programa particular de la máquina del corte por chorro de agua. 

La Segunda fase, en la base de datos, mediante el ordenador de la propia máquina se busca el archivo guardado anteriormente, en el que podemos añadirle determinados datos como:

  • La dureza o características del material
  • El tipo de corte que se desea obtener, ya que puede variar desde el más bruto, al más definido, ya que los bordes del corte son limpios y sin imperfecciones.

“Este proceso dependerá de la utilidad que se le quiera dar a la pieza, además de su importancia o el precio que esté dispuesto a pagar el cliente.”

Cuando ya tenemos decidido el diseño a realizar, se iniciaría el proceso de ajuste y fijación del bruto a cortar, en lo que tendríamos dos partes importantes:

  • Primera fase, se ha de tener en cuenta la distribución del material con el fin de optimizarlo.
  • Segunda fase, se ha de valorar el material del que se dispone, ya sea restos de otros mecanizados o material por utilizar, tratando siempre de aprovechar las existencias con el fin de no acumular restos de unos y otros trabajos, reduciendo de esta manera costes y rentabilizando el material que disponemos. 

Las Máquinas por Corte de Chorro de Agua pueden llegar a funcionar de manera simultánea en distintas piezas, ya que su correcta ubicación permite, en el caso de máquinas con múltiples cabezales de corte, trabajar en paralelo y agilizar de esta forma el proceso de corte pudiendo trabajar con diferentes encargos.

  •  La Tercera fase consistiría el corte de la pieza, en la que una vez preparada la Primera y Segunda fase, la máquina tomaría el mando de la operación. 

Existe la posibilidad de tener que interrumpir el proceso si tenemos intención de reajustar la pieza, o de comprobar si el proceso es correcto, pero si no hay ningún problema de reajuste, desde que la máquina inicia el corte hasta el final, obtendríamos un proceso continuo que termina con un acabado excelente de la pieza a mecanizar. 

Características del proceso

La Maquinaría en sí misma consiste en un chorro de agua a presión.

Su diámetro de la boquilla oscila entre:

0,08 mm a 0,45 mm de diámetro

Por el cual sale agua o una mezcla de agua junto con el abrasivo, lanzado a una presión muy elevada, capaz de cortar cualquier tipo de material. 

Uno de los elementos más importantes es la boquilla por la que sale el chorro; ya que de esto depende la cohesión y en gran medida la viabilidad técnica aplicada, ya que si el chorro es cónico se pierde poder de corte, calidad, precisión, y las características de corte en seco. 

La presión del chorro de agua es otra de las características más importantes del proceso. 

Se aporta por un sistema que consta de una bomba dotada con un intensificador de ultrapresión que hace que pueda llegar hasta 4000 bares de presión. 

Existe la posibilidad  de trabajar en altas presiones, a pesar de que muchas veces no es necesario por el espesor a cortar, con mucha menos presión se realizaría el mismo corte y con las mismas condiciones. 

Lo que hace que se trabaje normalmente a máxima presión es el hecho de agilizar el proceso ya que esto le aporta más rapidez al corte, que puede requerir desde minutos a horas.

Dependiendo del objeto a cortar, existe la opción de trabajar a menos presión (alrededor de unos 2000 bares) o incluso trabajar sin el abrasivo; ya que esto se utiliza en materiales de poca dureza que no necesitan del abrasivo para ser cortados, o para trabajar piezas que solo hay que marcar, no cortar. 

Los carteles metálicos en los que las letras y figuras plasmadas también se fabrican con chorros de agua a baja presión, no llegarían a ser cortados pero sí marcados, obteniéndose sorprendentes resultados.

La velocidad de corte, máxima importancia.

Esta dependerá de factores como la presión de la bomba y la capacidad del intensificador, diámetro de la tobera, cantidad y calidad de abrasivo y del espesor de la pieza. 

Los valores de velocidad que todo este sistema de aporte de presión tolera, permite que el líquido salga por el orificio a una velocidad de 1000 metros por segundo. 

El añadirle abrasivo al agua es debido a que un simple chorro de agua no sería capaz de desarrollar cortes en los materiales más duros, con la mezcla de arcillas y vidrios dotaría al sistema de un aumento de posibilidades de corte infinito. 

El espesor de la pieza a cortar.

Desde espesores de 5 mmCuando empezaría a ser rentable usar este método.
Hasta espesores de 200 mmEn cualquier material.
Llegando incluso a los 400 mmUsando aplicaciones especiales.

Este chorro de agua puede cortar todo tipo de materiales, desde metálicos hasta blandos, incluso se utiliza para preparación de superficies como limpiezas de barcos, pintura automovilística o industria aeroespacial. 

Es un proceso en el cual la generación de partículas contaminantes es mínima, no aporta oxidación superficial y la generación de viruta es inexistente. 

Como característica del Corte por Chorro de Agua se debe destacar además, que el proceso no afecta a los materiales ya que no los endurece ni deforma, siendo un método que en diversos casos es más útil que el láser o el plasma cuando en los trabajos se requiera un buen acabado. 

“Desde Proteval en Aldaya (Valencia) consideramos que este método de corte supone un avance revolucionario ante la seguridad en sí misma del trabajador y del trabajo realizado, teniendo éste último a efectos prácticos un buen acabado sin lugar a dudas.”

Menú
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más informaciónPersonalizar Cookies   
Privacidad